10/05/2021

¿Cuál es la historia de la sartén antiadherente?

Este tipo de sartenes se popularizaron entre finales de los años 60 y principios de los 70, aunque se inventaron mucho antes y por casualidad. ¿Quieres saber quién lo hizo y por qué tardaron tanto en salir al mercado? Sigue leyendo.

Curiosidades

Estamos acostumbrados a muchos utensilios que utilizamos en nuestra cocina en el día a día y ni siquiera nos cuestionamos su origen. Sin embargo, detrás de nuestro menaje del hogar hay historias curiosas que estamos seguros que te gustará conocer. 

Podemos decir que la base del origen de la sartén antiadherente se remonta a los años 30 en Estados Unidos. Entonces un químico llamado Roy Plunkett dio con su material estrella por pura casualidad. Plunkett investigaba un nuevo químico que resultara menos tóxico. Una noche dejó reposar una mezcla para producir un gas y, a la mañana siguiente, encontró una sustancia resbalizada. Se trataba del politetrafluoroetileno o PTFE. Con él realizó numerosas pruebas y vio que no se deshacía fácilmente al mezclarlo con otras sustancias.

Durante un tiempo, el uso de este material se redujo al ejército de Estados Unidos. Más tarde, un ingeniero francés decidió unirlo al aluminio. Aunque no fue por propia iniciativa. Fue su mujer quien al ver como su marido, gran aficionado a la pesca, utilizaba este material para que su sedal no se pegara a los objetos metálicos, le propuso hacer lo mismo con las sartenes. Y funcionó.

El antes y después de la sartén antiadherente

Una de las primeras veces que apareció ante las masas fue en la televisión. El presentador inglés Phillip Harben mostraba cómo evitar que se pegaran los huevos usando este tipo de sartenes.

Sin embargo, hubo que esperar hasta los años 60 para ver como estas sartenes se empezaban a popularizar. Las ventas se dispararon al ponerse a la venta en los grandes almacenes estadounidenses Macy´s. Entonces hicieron un pedido de 200 sartenes que pusieron a la venta a casi 7 dólares. En un par de días estaban todas vendidas.

Entonces, la producción se desarrollaba en Francia y ante tal demanda las fábricas estadounidenses comenzaron a crear el mismo material. En la actualidad, las sartenes antiadherentes son uno de los productos más vendidos del mercado y casi no entendemos la vida sin ellas. 

En hipermercados y grandes superficies encontrarás sartenes de diferentes medidas de Vitrinor Magefesa. En nuestras instalaciones de Guriezo (Cantabria) las fabricamos con las mejores cualidades para que ningún alimento se pegue al cocinar. Además, todas nuestras sartenes son totalmente libres de PFOA.

Te invitamos a conocer más sobre nuestros nuevos productos en nuestra sección de Novedades. ¡No te lo pierdas!