18/10/2019

Así se germinan lentejas en casa para conseguir brotes

Cada vez están más de moda los brotes como guarnición y es que, además de saludables, están deliciosos. Hoy en Vitrinor te enseñamos cómo germinar las lentejas para hacer tus propios brotes en casa.

Trucos prácticos

Las lentejas son una fuente muy importante de nutrientes y, si te gustan, seguro que ya sabes cómo hacer lentejas y dejar impresionados a todos. Sin embargo, ¿has probado alguna vez los brotes de lentejas? Según los expertos, los germinados aportan micronutrientes como vitaminas y minerales y son muy fáciles de digerir. Y lo mejor de todo es que puedes germinar las lentejas en casa de manera muy sencilla.

Seguramente conocerás el método del algodón que se suele enseñar en los colegios.. Sin embargo, no es recomendable para obtener brotes de lentejas para el consumo. Las condiciones de humedad del germinado pueden provocar que surjan bacterias nocivas y si utilizamos el algodón provocaremos que se reproduzcan muy fácilmente. A continuación, te contamos cómo hacerlo de la manera correcta.

¿Qué necesitamos?

Un frasco grande
Medio litro de agua
3 cucharadas de lentejas
Una gasa y una goma para sujetarla al frasco

¿Cómo debemos hacerlo?

Se empieza por dejar las lentejas en remojo en el frasco durante toda una noche. Para ello llena solo una tercera parte del fresco con agua ya que las lentejas crecerán. A la mañana siguiente, se deben sacar las lentejas, lavarlas y escurrirlas.

A continuación, se vuelven a meter en el frasco y se colocan en un lugar cálido y oscuro. El frasco deberás taparlo con una gasa sujeta con una goma y ponerlo tumbado para que no se apelmacen - también puedes utilizar un tupper de cristal-. Así estarán ventiladas en todo momento y evitaremos que les salgan hongos y moho. Esto es muy importante y debes tener en cuenta que cualquier cambio extraño que detectes en ellos debes descartarlos inmediatamente.

Tras cuatro o cinco días ya empezarás a ver los primeros brotes. Cuando los brotes tengan de 2 a 3 centímetros de largo, te aconsejamos exponerlos al sol durante unas 2 horas cada día. Con ello se consigue que tengan más sabor y más contenido de vitamina C.

Para que estén listos para consumir deja pasar una semana y ya tendrás tus brotes de lentejas para disfrutar en ensalada, en guarnición o como más te apetezca.

Comparte en redes sociales: