19/07/2021

Elegir una sartén doble para hacer tortillas

¿No haces tortillas porque lo pasas fatal dando la vuelta pero te encantan? Te presentamos la solución perfecta, la sartén doble. Descubre en nuestra nueva entrada de blog cómo elegir la adecuada y qué más puedes hacer con ella.

Productos

¿Hay algo más rico que una tortilla recién hecha? No necesita nada más, salvo quizá, un poco de pan para acompañar. Es un plato muy socorrido, ya que con patatas, huevo, cebolla (si eres de ese grupo), aceite y una buena sartén antiadherente, lo tienes todo para triunfar. 

¿Dónde está el problema de hacer tortillas? Darle la vuelta, por supuesto. Por ello, cada vez más, las sartenes dobles están triunfando como solución para evitar los escapes asegurando una cocción homogénea. Como recomendación, busca modelos con mangos ergonómicos para que se adapten perfectamente a tu mano y que sean termoaislantes. Esta característica es clave para que no se calienten y, de esta forma, sea muy fácil dar la vuelta a tus tortillas. 

Desde Vitrinor te proponemos nuestra gama de sartenes dobles Praga que, además de ser sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, te ayudan a ahorrar en tu factura de la luz porque cocinando a medias potencias consigues el mismo exquisito resultado. ¡Ah! y son “Made in Spain”

Las tienes disponibles en 20 centímetros de diámetro, si es para tortillas individuales y 24 centímetros si son para compartir. Además, puedes encontrarlas a un solo clic en nuestra tienda de Amazon

 

¿Qué más puedes hacer con una sarten doble?

Esta sartén es más versátil de lo que a priori puedes pensar. 

-Puedes utilizar esta sartén como horno. Si no tienes horno en casa y te gustaría hacer, por ejemplo, pollo al horno es la mejor opción.

-Cocinar al vapor. Perfecta para hacer verduras. Sanas y ricas con todos sus nutrientes. 

Da igual que tengas una cocina de gas, eléctrica, vitrocerámica o inducción porque está diseñada para todas las posibilidades. Como truco, calienta progresivamente y no al máximo de potencia. De esta manera, evitas que se concentre en el centro el calor y, por tanto, el reparto será homogéneo.   

 

¿Te atreves a innovar en tu cocina? Y, para darle una mayor utilidad, ¿por qué no pruebas a hacer ese pollo asado que tan bien te queda en la sartén doble? Dejarás a tus comensales con ganas de más.