15/02/2021

Receta de buñuelos de viento paso a paso

Los buñuelos de viento son un clásico de nuestra repostería. Desde Universo Vitrinor te damos todos los trucos para que cuando los hagas te queden perfectos. ¡Ponte el delantal y toma nota!

Recetas

La receta de los buñuelos de viento es fácil de preparar. Quizás lo más complicado sea freírlos. En Vitrinor fabricamos sartenes y demás menaje de acero vitrificado eco con el conseguirás que te queden unos buñuelos de viento perfectos. ¡Te contamos cómo hacerlo paso a paso!

Ingredientes para 35-40 unidades:

- 150 gramos de harina de repostería
- 200 ml. de agua
- 60 gramos de mantequilla
- 4 gramos de levadura en polvo
- 4 huevos
- 1 cucharada rasa de sal
- 10 gramos de azúcar
- Aceite de oliva o girasol para freír
- Azúcar glas para decorar

Elaboración:

- Empezamos añadiendo en un cazo el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar y lo ponemos al fuego hasta que hierva. 
- Añadimos la harina y la levadura tamizada y bajamos el fuego.
- Removemos para que se integre bien hasta conseguir que la masa no se pegue a las paredes del cazo.
- Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe durante 10-15 minutos.
- Añadimos los huevos. Lo haremos de uno en uno e integrándolo en la masa antes de añadir el siguiente. El resultado será una masa homogénea y fácil de trabajar.
- Dejamos reposar 30 minutos.
- En una sartén honda o cazo ponemos el aceite a calentar a fuego fuerte.
- Cuando esté caliente, añadimos la masa haciendo bolas ayudándonos de dos cucharillas que nos permitan coger pequeñas porciones y redondeadas. Ten en cuenta que la masa crece cuando se fríe.
- Los freímos hasta que queden esponjosos y los pasamos a un plato recubierto con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
- Por último, les echamos azúcar glas por encima.

Y ya solo disfrutar de tus buñuelos de viento. Puedes rellenarlos pinchando el buñuelo con la boquilla de la manga pastelera o cortándolos a la mitad. Las ideas de relleno son múltiples: nata montada, crema pastelera, crema de chocolate… Tú eliges la forma que más te guste de acompañar tus buñuelos de viento. ¡Buen provecho!