06/09/2021

Historia del aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los ingredientes imprescindibles de la dieta mediterránea. Pero, ¿sabes desde cuándo lo podemos disfrutar? Hoy te lo desvelamos en Universo Vitrinor.

Curiosidades

En Vitrinor nos gusta llevar un estilo de vida saludable. Por eso todas nuestras piezas de cocina fabricadas en acero vitrificado eco en Guriezo (Cantabria) están pensadas para llevar una alimentación sana, en la que no puede faltar el consumo moderado del aceite de oliva.

El aceite de oliva es considerado el oro líquido de la cocina mediterránea. Más allá del placer de disfrutar de su aroma y degustarlo, el aceite de oliva aporta varios beneficios a la salud. Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y ayuda a luchar contra el colesterol. Ahora bien, ¿sabes desde cuándo disfrutamos de este noble óleo? Presta atención que te sorprenderá.

 

Desde el Antiguo Egipto a nuestros días

No existe unanimidad sobre el origen del aceite de oliva. Las referencias más fiables lo sitúan en el Antiguo Egipto. Entonces tenía aplicaciones cosméticas y espirituales como introducirlo en los sarcófagos de los faraones para desearles paz.

Es en la Antigua Grecia cuando el aceite de oliva empieza a cobrar una mayor importancia. Fue un elemento imprescindible en los Juegos Olímpicos. Los participantes lo utilizaban para untarlo en sus cuerpos y evitar quemaduras y caídas. En ese tiempo también se extendió su uso como combustible para iluminación, remedio medicinal o aceite corporal entre las clases sociales más pudientes.

Aunque el cultivo del olivo llegó a España con los fenicios en el año 1.100 a.C. la extensión de las redes ferrocarriles por el país en el siglo XIX, incentivó su expansión. Además, la Revolución Tecnológica fue crucial en el cultivo y producción de aceites de oliva en España.

En la actualidad, el olivo y la producción de aceite se ha extendido más allá de la zona mediterránea. Existen plantaciones de olivos en América, China o África del Sur. Sin embargo, España es el primer país con mayor superficie cultivada de olivos y el primer productor de aceite de oliva del mundo.

Si quieres llevar una alimentación saludable, además de consumir aceite de oliva en tu dieta mediterránea, has de saber que nuestras sartenes de acero vitrificado eco lo tienen todo para cuidarte.

 

¿Por qué elegir el acero vitrificado eco para cuidarte?

Cocinar en piezas de acero vitrificado eco permiten que los alimentos conserven todas sus propiedades intactas. El esmalte de nuestras piezas se elabora con arcillas 100% naturales y se mantiene inalterable gracias a someterse a temperaturas de hasta 840º.

Además, todas nuestras sartenes, libres de PFOA, se fabrican en España con revestimiento antiadherente que permite cocinar con menos aceite y grasas.

En Vitrinor nos preocupa tu alimentación y tu salud. ¿Quieres saber más sobre nuestro compromiso contigo y tu entorno? Entra en nuestra sección de «Sostenibilidad».