31/10/2016

Cómo conservar tus sartenes como si fueran nuevas mucho más tiempo

Vas a renovar tus sartenes y no sabes cómo hacer para que te duren más tiempo como nuevas. Sigue nuestros consejos y te durarán mucho más.

Trucos prácticos

 

Conservar antes de cocinar

Antes de utilizarla debes lavarla con agua y jabón. Una vez seca, aplica una pequeña capa de aceite y guárdala. Gracias a esto la capa antiadherente no se dañará y los alimentos no se pegarán en el primer uso.

 

¿Qué debemos hacer mientras cocinamos?

¡Cuidado con no quemar el mango! Puede parecer una broma, pero si no centramos bien la sartén en el fuego o no utilizamos el del tamaño adecuado a la pieza que vamos a usar, esto puede ocurrir.

Además, tampoco se debe calentar el utensilio de cocina estando vacío, ni cortar los alimentos que vayas a cocinar directamente dentro de la propia sartén.

No utilices espátulas metálicas para cocinar. Es mejor utilizar instrumentos de madera o plástico resistentes al calor. Así evitarás que tus sartenes se rayen y, por lo tanto, pierdan su efecto antiadherente.

 

 

Cuida tus sartenes después de cocinar

Una vez hayas cocinado esas recetas tan ricas, deja que tus utensilios de cocina se enfríen un poco antes de lavarlos. Retira el exceso de aceite que puedan tener y, si algo se queda pegado, deja la sartén a remojo en agua tibia con un poco de jabón.

Tampoco es recomendable rascar los restos que se peguen en ella. Es mejor retirarlos con agua tibia y lavarla después. ¡Ojo con los estropajos metálicos!

Aunque hay sartenes que se pueden lavar en el lavavajillas, lo mejor es lavarlas a mano. Para ello, utiliza siempre esponjas suaves, que no retiren la capa antiadherente de las piezas.

 

Guarda tus utensilios de cocina con mucho cuidado

Llega el momento de guardarlas. Nuestra recomendación es que no las coloques una dentro de otra, porque la de arriba podría dañar a la de abajo. Para que esto no suceda, pon algún objeto de cartón o papel entre ellas.

 

Comparte en redes sociales: