05/09/2016

Consejos a la hora de comprar la sartén perfecta

Cada maestrillo tiene su librillo, y cada cocinero tiene sus preferencias en cuanto al tipo de sartén que usar para cocinar ¿cuál es la mejor?

Trucos prácticos

CONSEJOS A LA HORA DE COMPRAR LA SARTÉN PERFECTA

Cada maestrillo tiene su librillo, y cada cocinero tiene sus preferencias en cuanto al tipo de sartén que usar para cocinar ¿cuál es la mejor? Para contestar a esta pregunta debemos saber que el tipo de cocina que vayamos a preparar, condicionará el tipo de sartén idónea.

Sartenes de acero inoxidable

Muchos cocineros profesionales depositan su confianza en este tipo de sartenes ya que el acero inoxidable tiene una larga duración, es resistente, ligero y no reacciona con la comida.

Cuanta mayor sea la calidad de esta sartén, mayor será su peso, ya que suelen contar con un núcleo de metal que distribuye el calor uniformemente por toda la superficie.

Para evitar que la comida se pegue en este tipo de sartenes, el truco consiste en calentar mucho la sartén, añadir unas gotas de aceite y bajar drásticamente el nivel del calor. Una vez se haya enfriado el aceite (hasta que deje de salir el más mínimo humo), añadir la comida y volver a subir el fuego. De esa manera, el calor y el aceite cierran los microporos de la sartén, sellándola y ayudando a que la adherencia disminuya.

Sartenes de aluminio

Su poco peso las convierte en las favoritas de muchos, además, tienen la capacidad de repartir el calor de manera uniforme por toda la superficie. Presentan el inconveniente de que no todas son aptas para todo tipo de cocinas, ya que no funcionan en las cocinas de inducción.

Sartenes de acero esmaltado vitrificado

Su gran capacidad para captar el calor las convierten en las estrellas de todas las cocinas, aunque se debe poner especial cuidado a la hora de lavarlas para que su conservación sea óptima.

Además, presentan la gran ventaja de que este tipo de sartenes puede usarse en todo tipo de cocinas, haciendo de ellas las más versátiles del mercado, aunque es importante indicar que en cocinas de inducción no es aconsejable usar potencias máximas ya en este tipo de cocinas las sartenes de acero vitrificado se calientan muy rápido y pueden alcanzar altas temperaturas que podrían llegar a degradar el antiadherente, es por ello que se recomienda usar potencias medias lo que conlleva un ahorro de energía considerable consiguiendo los mismos resultados que con los otros tipos de sartenes.

TIPOS DE COCCIÓN

Además, podemos clasificar las sartenes en función de la idoneidad del tipo de cocción que vayamos a usar

Cocina eléctrica

Para la cocina eléctrica tradicional lo mejor son las sartenes con un fondo grueso que además tengan un difusor de calor. Esto se debe a que las resistencias de este tipo de cocinas son lentas tanto en la acumulación como la distribución del calor.

Cocina de gas

Lo fundamental para este tipo de cocinas, aunque no muchos lo tienen en cuenta, es localizar una sartén con un buen mango aislante. La temperatura en este tipo de cocinas se eleva rápidamente por lo que hay que extremar las precauciones con la temperatura del cocinado.

Vitrocerámica

Cualquier sartén que sea apta para vitrocerámica funcionará correctamente. Aunque la vitrocerámica tiene fama de lenta, y cada vez le ganan más terreno la inducción y las placas eléctricas rápidas, sigue siendo altamente usada.

Inducción

Las sartenes deben estar preparadas para este tipo de cocina, para ello debe contar con un fondo magnético y ser capaces de soportar altas temperaturas. Este tipo de cocina es más caro, pero a la larga ahorra más de un 40% en su consumo de electricidad.

Comparte en redes sociales: