08/07/2019

Cómo limpiar acero inoxidable

Una duda muy recurrente que nos trasladáis os surge a la hora de limpiar las baterías de acero inoxidable. ¿Requieren de algún tratamiento especial? Descúbrelo en este post de Universo Vitrinor.

Trucos prácticos

Utilizar el acero inoxidable para cocinar es una de las opciones disponibles (además del acero vitrificado o el aluminio). Este material es muy resistente y duradero, lo que nos permite no tener excesivo cuidado; sin embargo, no son buenas conductoras de calor por lo que necesitarás cocinar a altas temperaturas. Al contrario que las baterías de acero vitrificado de Vitrinor. 

Cómo limpiar las baterías de cocina de acero inoxidable

Antes del primer uso debes de retirar los adhesivos antes de poner el menaje sobre la fuente de calor. Estos vinilos son fáciles de retirar sin necesidad de utilizar cuchillos u objetos punzantes que pueden arañar las superficies. Si quedan restos de adhesivo, estos se podrán eliminar con un paño o papel empapado en alcohol.

Después, te recomendamos que laves la pieza con jabón neutro y agua tibia, usando una esponja o paño suave, para eliminar los posibles restos de aceites, lubricantes y compuestos de fabricación. ¡Menaje listo para usar! 

Cuando lo usemos, NUNCA debemos llevarlo de la fuente de calor al fregadero. Si hacemos esto, provocaremos un daño irreparable en muchos casos. La peor consecuencia es que nuestras piezas dejarán de distribuir correctamente el calor en los siguientes usos; lo que puede provocar que la comida deje de cocinarse de la manera correcta. Por lo tanto, siempre debemos esperar a que se enfríe antes de proceder a limpiarla. 

Una vez fría la sartén, cazo u olla, podemos decantarnos por su limpieza manual o en el lavavajillas. Aunque están fabricadas para retirar la suciedad en estos aparatos electrónicos os recomendamos que no lo hagáis ya que la mayoría de los jabones de lavavajillas contienen productos químicos que dañarían las piezas de acero inoxidable. 

La mejor fórmula para limpiar las baterías de acero inoxidable es lavar con agua tibia y jabón neutro utilizando una esponja o paño suave. Si ha sufrido un sobrecalentamiento de la pieza y tiene manchas puedes seguir cocinando sin riesgo para la salud de su familia. Para hacer desaparecer dichas manchas, simplemente tienes que hervir agua con vinagre en una proporción de 4 a 1 durante cuatro ó cinco minutos. Después lava de forma convencional.

Puedes conocer toda la gama de acero inoxidable de Vitrinor aquí: la familia de acero inoxidable crece.

 

Comparte en redes sociales: