20/09/2021

Cómo cuidar la alimentación de los niños con la vuelta al cole

En verano son muchas las rutinas de alimentación saludable que queden olvidadas. Ahora, con la vuelta al cole, es momento de retomarlas. En Universo Vitrinor te ayudamos a hacerlo con estos prácticos consejos.

Trucos prácticos

Las vacaciones del verano hacen que, en muchos casos, dejemos de lado las rutinas saludables a las que estábamos acostumbrados durante el resto del año. Con la llegada de septiembre y la vuelta al cole y al trabajo, toca recuperar nuestros hábitos de alimentación. Para ello es esencial una buena organización. Además, si los planificas con tiempo, todo saldrá mejor y pronto cogerá la rutina que necesitan los más pequeños. 

En Universo Vitrinor te contamos cómo puedes hacerlo para que sea lo más fácil posible. ¡Toma nota!

- Planifica menús semanales. Es la regla fundamental para que siempre tengas los nutrientes necesarios. Puedes hacerlo el fin de semana e incluso cocinar durante el tiempo libre y congelar para tenerlo listo rápidamente entre semana. Además, si tus hijos comen en el comedor del colegio, intenta planificar las cenas para que se complementen y lleven una dieta variada.

- Sigue una rutina con horarios regulares. La hora de comer deberá ser siempre la misma. Para una mejor adaptación, hazlo de manera progresiva y sin obsesionarte. Puedes contar con media hora de margen para ir instaurando rutinas poco a poco.

- No les obligues a desayunar. Es posible que tu hijo no tenga apetito por las mañanas. Eso sí, debes vigilar que no es por falta de tiempo. Asegúrate que se levanta con tiempo suficiente para disfrutar del momento del desayuno. Y siempre con alimentos saludables. Algunas ideas pueden ser leche con copos de avena y trocitos de fresas, uva con queso fresco y trocitos de pan integral tostado, macedonia de fruta natural y rebanada de pan integral con queso.

- Snacks saludables para media mañana y meriendas. Preparar la mochila con el temtempié de media mañana o para la merienda resulta complicado para muchos padres. Las ideas se agotan y muchas veces se cae en alimentos nada saludables. Aquí te dejamos algunas ideas para estas comidas: fruta entera o troceada, frutos secos al natural o tostados, leche o yogur natural o un mini bocadillo de pan integral con tortilla, atún o pavo. Evita que sean grandes cantidades para que el niño tenga hambre en las comidas principales. Ahora bien, ten en cuenta sus necesidades. Si, por ejemplo. van a hacer una actividad extraescolar la merienda es clave para recuperar energía. 

- Apuesta por utensilios para una cocina saludable. ¿Sabías que las características del acero vitrificado eco de Vitrinor lo convierten en un tipo de menaje ideal para disfrutar de una cocina saludable? Sus materiales permiten que los alimentos conserven todas sus propiedades intactas y, al mismo tiempo, conseguir que tus platos se puedan preparar con menos grasas. Sin duda, una opción perfecta para cocinar las mejores recetas a tus hijos.

- Las cenas, mejor todos juntos. En muchos casos, las cenas son el único momento del día en el que puede reunirse toda la familia. Crear un espacio agradable, sin tensiones ni pantallas, y todos juntos hará que tus hijos tengan una relación saludable con la comida. No debes olvidar que como padre o madre eres su referente y verte comer sano también les llevará a hacer lo mismo.

A todos estos consejos sobre alimentación saludable, también debes añadir a su rutina diaria un buen descanso y actividad física

El sueño juega un papel fundamental. Los más pequeños deben descansar las horas necesarias adaptadas a su edad. Además, es importante que se vayan a dormir a la misma hora y no exponerse al uso de pantallas en las horas previas a irse a la cama.

También es importante que hagan deporte. Les permitirá mantenerse activos y crear valores que les ayudarán en su vida de adulto. 

Teniendo en cuenta todo lo que te contamos ya estarás preparado para el otoño. Eso sí, durante las primeras semanas de adaptación, podéis empezar a crear rutinas poco a poco para que no sean muchos cambios de repente. ¡Feliz vuelta al cole!