12/09/2016

Cómo cocinar con la olla exprés, 7 consejos útiles

La olla exprés es uno de los utensilios de cocina más utilizados en nuestros fogones. Aprende a sacarle el máximo provecho siguiendo estos consejos.

Trucos prácticos

La olla exprés o también conocida como olla a presión es uno de los utensilios de cocina más utilizados en nuestros fogones. Es un utensilio que nos permite preparar recetas saludables, conservando mejor los nutrientes de los alimentos,  y ahorrar tiempo y dinero.

Además, los dispositivos de seguridad de estas ollas nos permiten que tengamos plena confianza al utilizarlas, como nuestra olla a presión super rápida magnífica que cuenta con cinco dispositivos de seguridad.

7 Consejos útiles para cocinar con olla a presión

A continuación siete consejos de uso muy útiles para sacar el mayor provecho a tu olla exprés.

1.       Es muy importante manipular este tipo de ollas express con cuidado, por lo que si nunca las hemos utilizado es imprescindible leer bien las instrucciones de uso.

2.       Cuando quitemos la tapa de la olla es muy importante hacerlo cuando ya no tenga presión. Para ello, sacaremos la olla del fuego y esperaremos a que se pueda quitar el mecanismo de seguridad con facilidad y sin resistencia. Es fundamental que si notamos que cuesta un poco abrirla esperaremos unos minutos, ya que la dificultad suele ser indicativo que hay presión dentro.

3.       Si queremos que baje la presión de la olla con rapidez podemos introducir la olla dentro del fregadero y enfriarla bajo el grifo de agua fría. Al bajar la temperatura, perderá presión con más rapidez.

4.       Cuando cerremos la olla, además de asegurarnos de que la tapa está bien colocada, es importante saber cuándo cerrar la olla. Cuando cocinamos legumbres por ejemplo, es recomendable cerrar la tapa una vez los ingredientes han comenzado a hervir.

5.       A la hora de calcular el agua para la cocción de los alimentos debemos de seguir los pasos que nos marque la receta, y las siguientes consideraciones:

-       En los rehogados y salteados no hace falta mucha agua para cocinar en las ollas rápidas.

-       En el caso de las legumbres o las verduras para hacer purés, el volumen del agua que añadamos no debe superar jamás los dos tercios de la capacidad de la olla porque se puede salir los jugos por las válvulas una vez que comience la cocción.

-       En las legumbres de remojo, el agua debe cubrirlas hasta quedar unos cinco centímetros por encima.

-       En los guisos de carne y verduras rehogadas con un poco de caldo y un toque de vino, el agua debe quedar unos dos centímetros por debajo de los ingredientes, ya que estos luego soltarán sus propios jugos durante la cocción.

6.       Si lo que queremos es conseguir un resultado similar a la cocción lenta, basta con añadir diez minutos más de cocción, ya con la olla abierta. Es decir, una vez que haya transcurrido el tiempo de cocción indicado, que haya bajado la presión y que hayamos quitado la tapa, llevamos al fuego diez minutos para que los jugos se evaporen y quede más ligada la salsa o el caldo.

7.       Por último, debemos tener en cuenta la limpieza de la olla express. La tapa de la olla siempre tiene que estar bien limpia, así nos aseguramos que tanto el cierre como la válvula funcionan a la perfección.

Comparte en redes sociales: