25/01/2021

Este es el origen del cuscús

Recientemente nombrado Patrimonio de la Humanidad, el cuscús lleva siendo un alimento desde hace más de dos mil años. Existen diferentes teorías sobre el origen de este producto cada vez más popular en todo el mundo. ¡Vamos a conocerlas!

Curiosidades

El cuscús es mucho más que un alimento. Alrededor de él existe todo un ritual y un significado que le ha llevado a convertirse recientemente en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En los pueblos del Magreb, como plato tradicional, el cuscús no se suele comer en solitario, lo ideal es hacerlo alrededor de una mesa y en familia. Eso sí, desde Vitrinor te recomendamos echar un vistazo a nuestra tienda en Amazon o Aliexpress donde encontrarás varias piezas conocidas como cuscuseras para prepararlo de la mejor forma.

Ahora bien, hay distintas teorías sobre el origen de este plato tan completo y equilibrado. La más extendida es que proviene del Sahara antes de convertirse en desierto. Esta teoría se avala ante el descubrimiento de unas excavaciones en la región de Tassili n Ajjer en Alger donde se han hallado semillas de cereales silvestres y utensilios para molerlos. Con la desertificación, dichas poblaciones emigraron a regiones subsaharianas del Sahel llevando consigo sus tradiciones.

Así este plato, que se consumía a base de cereal, leche y agua, se fue extendiendo poco a poco entre los hábitos alimenticios de todos los países magrebís del Norte de África. Luego con la islamización de dicha zona los árabes adoptaron la sémola como la base de sus tradicionales recetas de tajine. En Vitrinor también disponemos de una pieza única de tajine, adaptada a los nuevos tiempos y fabricada en acero esmaltado vitrificado a 820º. 

La llegada del cuscús a la Península Ibérica data, según los historiadores, del período de la dinastía bereber de los almohades en el siglo XIII. Se convirtió en un plato muy apreciado en Al-Andaluz y continuó estando presente hasta tiempos más modernos. Aparece mencionado como alcuzcuz en “El Quijote” de Cervantes o en “El retrato de la lozana andaluza” de Francisco Delicado.  

En la actualidad, el cuscús se obtiene de una masa precocida de harina de trigo, agua y sal y cada vez es más común verlo en las cocinas de todo el mundo. Ahora con el título de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad conferido por la Unesco llega el reconocimiento a un producto sencillo, completo nutricionalmente y con mucha historia.