16/03/2020

El curioso origen del croissant

Es posible que creas que el croissant tiene origen francés. Sin embargo, no es así. Este dulce surgió en Viena en el siglo XVII y con una curiosa historia que desvelamos en Universo Vitrinor. ¡Vamos allá!

Curiosidades

El croissant es un dulce que siempre solemos relacionar con Francia. Incluso, si nos preguntaran por su origen, podemos imaginar como un panadero francés pudo haber sido el creador del mismo. Sin embargo, su origen no se encuentra en ese país y encierra una curiosa historia, a modo de leyenda, que os contamos a continuación.

Así nació el croissant

Hay que remontarse al año 1683 para viajar hasta el origen del croissant. En esa época el Imperio Otomano avanzaba por Europa en busca de nuevas tierras para conquistar.

Ya habían pasado por Constantinopla, los Balcanes y parte de Hungría, cuando fijaron como siguiente objetivo Viena. Eligieron la noche para atacar la ciudad; sin embargo, había un gremio que trabajaba afanado y pudo dar la voz de alarma de lo que se avecinaba.

Los panaderos, que tradicionalmente trabajaban por la noche para tener listo el pan al día siguiente bien temprano, escucharon como los enemigos estaban excavando un túnel para acceder a la ciudad. Rápidamente advirtieron del ataque, lo que permitió que los vieneses salieran victoriosos.

Para celebrarlo, la autoridades encargaron a los panaderos un dulce que simbolizará la luna creciente que luce la bandera otomana. De este modo, les agradecían su inestimable y disfrutaban de una dulce victoria.

Si eres fan de los croissants ahora ya tienes una curiosa historia que contar la próxima vez que los compartas. ¡Y a disfrutarlos!

Comparte en redes sociales: