06/07/2018

Trucos para evitar que se peguen las sartenes

¿Estás harto de que se te pegue la comida a la sartén mientras estás cocinando? Si no sabes que hacer, aquí te dejamos nuestros consejos.

Trucos prácticos

El primer y mejor consejo que podemos darte es conocer bien el producto que vas a comprar y tener en cuenta que uno de los elementos fundamentales para hablar de sartenes de calidad es contar con un buen antiadherente. En Vitrinor lo sabemos y por eso nuestras sartenes cuentan con dos y hasta tres capas ya que este elemento es el que consigue que tu comida no se pegue a la sartén. Pero hay otras variables que debes de tener en cuenta.  

Por ejemplo, para evitar que se deterioren con rapidez, lo mejor es cuidarlas bien desde el principio (evitar usar elementos punzantes o limpiarlas con estropajos que las rayen), de esta forma contarás con unas sartenes más duraderas.

LAS PRISAS NO SON BUENAS, COCINA A TEMPERATURAS MEDIAS O BAJAS

Debes tener en cuenta que aunque puedas cocinar con el fuego al máximo, esto no significa que debas hacerlo. Las prisas no son buenas y solo conseguirás estropear el antiadherente de tu sartén y quemar la comida. Intentar contar con el tiempo suficiente para cocinar a una temperatura ideal. Conseguirás un mejor sabor del alimento sin maltratar tu sartén.

En el caso que no tengas otra opción que cocinar con el fuego al máximo, calienta primero la sartén a fuego bajo y vete subiendo la intensidad cuando ya esté templada. Conseguirás de este modo estropear menos el antiadherente y estarás alargando su vida útil. Asimismo debes dejar que tu sartén se enfríe antes de ponerla bajo el grifo o a remojo. No es bueno calentarla muy rápido y tampoco lo es enfriarla de golpe.   

NUNCA ABANDONES TU SARTÉN

A menudo nos despistamos haciendo mil cosas y nos olvidamos de la sartén al fuego o la ponemos en la vitrocerámica o cocina de gas sin alimentos dentro. ERROR. Debemos, como mínimo, poner unas gotitas de aceite para calentarla  y estar pendientes de que no se sobrecaliente para evitar que se dañe la sartén.

Este es el hecho principal por el que una sartén de calidad, con buen antiadherente en la que no se pegan los alimentos, acabe haciéndolo.

TRATA LA SARTÉN COMO SE MERECE

Cuida tu sartén con mimo, aunque sepas que una sartén de calidad puede llegar a soportar mucho, cuidarla es esencial. No la uses como plato, ni la laves con estropajo. Recuerda que el antiadherente, por muy reforzado que sea,  no resistirá eternamente los cortes y rayones de los utensilios de cocina.

Evita guardar la comida en la propia sartén. A menudo tenemos la manía de dejar la comida en la sartén pero lo mejor es limpiar las sartenes lo antes posible para evitar que el antiadherente se manche.

Las sartenes antiadherentes no son difíciles de limpiar. Puedes ponerlas en el lavavajillas con total tranquilidad, pero desde Vitrinor aconsejamos limpiarlas simplemente con agua templada y un poco de jabón. Verás que los restos se van en seguida, sin dificultad.