diciembre 2017

¿Qué gasta más? ¿Una cocina a gas o una eléctrica?

¿Tienes que cambiar de cocina y quieres primar la eficiencia?¿Te gustaría saber cuál consume menos y cuáles son los pros y los contras de cada una de ellas? ¡Te ayudamos!

Llega el momento de cambiar de cocina y estás dudando entre una de gas y una eléctrica. Nosotros te ayudamos a decidirte teniendo en cuenta algo muy importante: su eficiencia energética. ¿Cuál consume más?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que hay dos tipos de cocinas eléctricas a tener en cuenta: las placas de vitrocerámica y las de inducción, y que su consumo es muy distinto de uno al otro. El mecanismo que las hace funcionar es muy similar, pero difiere en algo: el tiempo. La inducción tarda mucho menos en calentar, el cocinado es más rápido que en una vitrocerámica, por lo que se gastará menos con ella.En cuanto al gas, es la cocina más eficiente, con la que menos se gasta cocinando y además, es la más respetuosa con el medio ambiente.

Pros de las cocinas eléctricas

Pero no nos quedemos solo con el consumo: ¿Qué ventajas tienen las cocinas eléctricas? Sobre todo tienen que ver con la comodidad: exigen poco mantenimiento y se limpian fácilmente. Además, el control de la temperatura es más sencillo que con las cocinas de gas.

A estas ventajas que tiene las cocinas eléctricas hay que sumar algunas propias de la cocina de inducción. La primera ya la hemos mencionado: la rapidez. Además, la placa no se calienta,el calor se aplica directamente sobre el fondo del recipiente en el que estamos cocinando, lo que hace que el cocinado sea más seguro. Como contra, podemos mencionar que las placas de inducción son más caras que cualquier otro modelo de cocina y que no todos los utensilios de menaje son válidos para cocinar en ellas.

De todas formas, si quieres optar por una placa de inducción, no te preocupes: Casi todos los productos Vitrinor son válidos para cocinar en este tipo de cocinas.

 

» Volver a Noticias