abril 2018

Cómo elegir una sartén de calidad

La enorme variedad de materiales, tamaños y recubrimientos antiadherentes puede complicar la elección, pero fiarse de los expertos es un primer paso.

Comprar una sartén acerca a muchas personas a la desesperación. No es difícil comprender ese sentimiento. En una tienda o un gran almacén, la apabullante variedad de tamaños, estilos, colores, materiales y capas antiadherentes, además de todas las combinaciones posibles de esos elementos, basta para desbordar a cualquiera que no se considere a sí mismo un cocinillas o no acumule mucha experiencia previa en la elección de menaje. Como norma general, las mejores son las que usen materiales de buena calidad, un buen anclaje en el asa y estén libres de recubrimientos antiadherentes que, a temperaturas elevadas, se desprendan y tengan efectos nocivos para la salud.

Hay quien prefiere confiar en una marca que ya le haya dado buen resultado en otras ocasiones y las gamas Magefesa aseguran a los consumidores que se llevan productos de gran calidad, fabricados en nuestro país, con los mejores materiales y respetuosos con toda la normativa europea de protección de la salud. Pero, incluso en ese caso, quedan elecciones por hacer. Según el uso que planees hacer de ellos, unos modelos encajarán mejor que otros en tu cocina, porque no necesitarás una sartén grandes para freír un huevo ni tal vez te salga rentable optar por alguno de los modelos más caros si solo lo vas a utilizar unos pocos días al año.

Los profesionales prefieren el acero inoxidable

Lo que prima entre los profesionales de los fogones son las sartenes de acero inoxidable. Como las de la gama Galáctica de Vitrinor, fabricadas con ese material por dentro y por fuera. Son más ligeras que las tradicionales de hierro, esas a las que tanto apego tienen generaciones enteras de amas de casa de cierta edad, pero mantienen muchas de sus virtudes a la hora de difundir el calor de modo homogéneo y con rapidez a todos los puntos de su superficie. Permiten cocinar a altas temperaturas y, si se usan para preparaciones a la plancha, bastan unas pocas gotas de aceite para que los alimentos no se peguen. No se oxidan y no reaccionan a los alimentos ácidos.

Con cuatro tamaños (20, 24, 26 y 28 centímetros de diámetro), la gama Galáctica lleva un recubrimiento antiadherente bicapa que no contiene FPOA (un componente perjudicial para la salud presente en algunos modelos), pueden usarse en cocinas eléctricas, de gas, vitrocerámicas y de inducción y están fabricadas con criterios ergonómicos para que su manejo sea más sencillo.

El acero vitrificado en tu día a día

Vitrinor ofrece en sus catálogos otras opciones. Por ejemplo, las sartenes de acero vitrificado completadas con tratamientos tricapa reforzados con titanio fabricadas para la serie Altays. También está libre de PFOA, además permite acabados elegantes y coloristas y, al mismo tiempo, una gran capacidad antiadherente. Si prefieres el ligero aluminio, otro gran difusor del calor, puedes encontrarlo en las series Mineral y Etrusca.

» Volver a Noticias